9 de mayo del 2018 | Por Revista Renacer

Cada día las técnicas de belleza se deben adaptar más a los avances tecnológicos y a los nuevos estereotipos impuestos por las sociedades, entre las últimas tendencias para eliminar la grasa localizada, es decir la que se encuentra alojada en la cintura, los muslos y el abdomen, se ha creado una técnica llamada Coolsculpting, la cual a través de un procedimiento no invasivo, permite eliminar todo aquello que no queremos en estas áreas, sin embargo, no todas las personas se lo pueden realizar.

COOLSCULPTING SUS PRO Y SUS CONTRA

Las nuevas técnicas de belleza, no solo son utilizadas en mujeres, por el contrario, cada día son más los hombres que deciden someterse a ciertos tratamientos para poder lucir mejor y dar una apariencia mucho más cercana a lo que es su prototipo de persona, por ello, hoy en día esta errado el pensar que las técnicas de reducción de grasa localizada, son ideadas para las chicas.

El Coolsculpting es una técnica no invasiva que permite eliminar la grasa localizada en aquellas zonas donde cuesta especialmente deshacerse de aquellos rollitos, como lo son la cintura, las caderas, los muslos y cómo no, el abdomen, sin embargo, no todas las personas pueden practicarse este tratamiento, es necesario cumplir con ciertos estándares para poder someterse a las sesiones que el profesional encargo decida que son necesarias de realizar.

Tal vez una de las cosas que mejor logra posicionar esta técnica es que alcanza a movilizar y distribuir de una forma mucho más completa y uniforme la grasa localizada, por lo que es sumamente útil y ventajosa para aquellas personas que siguen una alimentación balanceada, hacen ejercicios varias veces a la semana y su único problema es que no logran deshacerse de esas pequeñas cantidades de grasa.

 

Algunos Pro a favor del Coolsculpting:

1. Es una estrategia para eliminar grasa de forma rápida y sencilla.

2. Es una técnica de reducción no invasiva.

3. Cada sesión dura aproximadamente 45 – 60 minutos.

4. Posee un alto porcentaje de efectividad.

5. La grasa eliminada es completamente sacada del cuerpo a través de la orina, no se aloja ni en los riñones y el hígado, lo que la convierte en, además de ser una técnica eficaz, una técnica segura para la salud.

6. Por ser un tratamiento no invasivo, se puede retomar la rutuna una vez haya culminado la sesión.

 

Algunos contras del Coolsculpting:

1. Solo se puede aplicar en aquellas personas que poseen un peso regular, es decir, aquellas personas que entran en la media, demasiado delgadas causaría dolor, demasiado robusta no daría el efecto.

2. No se puede mover al momento de la aplicación pues el proceso no se puede reiniciar, dando por terminado el proceso.

3. La piel suele quedar un poco fría y apergaminada por el proceso que sufre.

 

En líneas generales se puede entender el Coolsculpting como una buena estrategia a implementar al momento de querer eliminar ciertas molestias en el cuerpo, rescatando que no solo trabaja de forma eficiente en la cintura, cadera o muslos, sino en la papada, en los brazos y demás partes del cuerpo, alcanzando un nivel de reconocimiento importante.

Es necesario tener en cuenta, que al ser un tratamiento no invasivo se puede realizar con cualquiera que asegure manejar la técnica, pues finalmente estamos trabajando con el organismo y una mala praxis puede conllevar a  problemas importantes en la salud, incluso deformación, por lo que la responsabilidad y el conocimiento acerca de las consecuencias que puede implicar el mal uso del Coolsculpting, es necesario tener presente.

En conclusión, esta técnica posee muchos más pro que contras, por lo que si estas desesperado o desesperada por salir de esos molestos rollos, ya tienes una asombrosa alternativa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.